Fisio Care

Home > Información para el paciente > Cuidado de yeso o férula

Cuidado de yeso o férula

¿Necesita inmobilizar alguna extremidad?

Un yeso o una férula sirven para proteger a los huesos lastimados y al tejido blando, reduciendo el dolor, la hinchazón, y los espasmos musculares. En algunos casos, es aplicado después de una cirugía.

El yeso blanco o la fibra de vidrio forman la capa dura para el soporte en un yeso o una férula.

La fibra de vidrio es más liviana, duradera, fresca. El yeso blanco es más barato  y en algunos usos se moldea mejor que la fibra de vidrio. Ambos materiales vienen en bandas o rollos que se sumergen en agua y son aplicados sobre una capa de algodón o un acolchado de material sintético que cubre el área lastimada.

Los rayos X, usados para comprobar el proceso de reparación de un brazo o una pierna dentro del yeso o una férula, pueden penetrar las fibras de vidrio mejor que en el caso del yeso blanco.

Consejos para quien tiene un yeso o férula

  • Eleve su brazo o pierna lastimada sobre el nivel del corazón poniéndola sobre una almohada. Tiene que reclinarse si es que el yeso o la férula está en su pierna. La elevación permite que los líquidos despejados y la sangre se drenen "corriéndose" hacia el corazón.
  • Mueva cuidadosamente y frecuentemente sus dedos de la mano o del pie que no han sido lastimados pero que están hinchados.
  • Aplique hielo al yeso o férula. Ponga el hielo en una bolsa de plástico seca o un paquete congelador y amárrelo sin ajustar mucho alrededor del yeso o la férula sobre la lastimada. El hielo que está empaquetado en un contenedor rígido y que sólo toca al yeso en un punto no tendrá un buen efecto.

Tras la aplicación de un yeso o férula, es muy importante que eleve el área lastimada de 24 a 72 horas sobre el nivel del corazón. El descanso y la elevación reducen grandemente el dolor y aceleran el proceso de reparación al minimizar la hinchazón temprana.

 

En caso de sufrir alguna de los siguientes síntomas debe de acudir a su médico:

  • Un aumento de dolor  por la hinchazón y como consecuencia el yeso o la férula se siente apretado.
  • Entumecimiento y hormigueo en su mano o pie, que pueden ser causados por un exceso de presión en los nervios.
  • Ardor y picazón, que pueden ser causados por un exceso de presión en la piel.
  • Hinchazón excesiva más abajo del yeso, que puede significar que el yeso está reduciendo la circulación de la sangre.
  • Pérdida del movimiento de los dedos de la mano o del pie, que requiere una evaluación urgente por su médico.

Cuidados del yeso o férula

Para lograr una pronta recuperación es muy importante conservar el yeso o férula en buenas condiciones. Para lograr esto se deben de tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Mantener seco al yeso o férula. La humedad debilita al yeso yla humedas cerca de la piel puede causar una irritación. Use dos capas de plástico o compre protectores de plástico para mantener seco a su yeso o férula mientras que se baña.
  • No camine hasta que el yeso o férula este completamente seco y duro. Toma alrededor de una hora para la fibra de vidrio, y de dos a tres días hasta que el yeso esté suficientemente duro para caminar con éste.
  • Mantenga la tierra, arena, y los polvos de talco lejos del interior de su yeso o férula.
  • No saque el acolchado de su yeso o férula.
  • No inserte dentro del yeso o férula objetos como colgadores de alambre, para rascarse la piel. No aplique polvos o desodorantes a la piel con picazón.
  • No rompa los bordes ásperos, o recorte el yeso antes de haber preguntado a su médico.
    Inspeccione la piel alrededor del yeso. Si su piel se pone roja o sangrante alrededor del yeso acuda a su médico.
  • Inspeccione el yeso con regularidad. Si se empieza a agrietarse o desarrolla lugares blandos debe de reportarlo a su médico.
  • El yeso tiene que ser retirado por el médico, de ninguna manera lo haga usted.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


© 2006 - 2014 Fisio Care. Centro de medicina deportiva y rehabilitación. Mérida, Yucatán, México. 52+(999) 944 5427 | Think. Nuevas formas de comunicación


X
test