Fisio Care

Home > Información para el paciente > Desgarro meniscal

Desgarro meniscal

¿Dolor agudo en la rodilla?

La parte de la rodilla que se lesiona con más frecuencia es el menisco; éste es un cojín elástico en forma de curva donde contactan los huesos importantes de la pierna. El menisco ayuda a la articulación de la rodilla, lleva peso, desliza y gira en muchas direcciones. También se encarga de proteger el fémur y la tibia para que no rocen.

En atletas, los desgarros de menisco son frecuentes en combinación con otros daños tales como un ligamento cruzado lesionado.

La gente más anciana puede lastimar el menisco sin ningún trauma ya que el cartílago se debilita y desgasta a través del tiempo, preparándose para un desgarro degenerativo.

Sin tratamiento, un fragmento del menisco se puede desprender y flotar en la articulación, ocasionando que se tropiece, tronidos o bloqueo de movimiento.

Tratamiento del desgarro meniscal

El tratamiento inicial de un desgarre meniscal sigue una fórmula básica: reposo, hielo, compresión y elevación, combinada con medicaciones no esteroides antiinflamatorios para el dolor. Si la rodilla está estable y no se inmoviliza, este tratamiento conservador puede ser todo lo que se necesite. Los vasos de sangre alimentan los bordes exteriores del menisco, dando a esta parte la potencialidad para repararse.

Desgarros pequeños en los bordes exteriores frecuentemente se reparan con descanso.

Si el desgarre meniscal no sana y la rodilla llega a ser dolorosa, tiesa o bloqueada, es probable que se necesite de una reparación quirúrgica.

Diferentes tipos de lesiones

Diferentes tipos de lesiones

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


© 2006 - 2014 Fisio Care. Centro de medicina deportiva y rehabilitación. Mérida, Yucatán, México. 52+(999) 944 5427 | Think. Nuevas formas de comunicación


X
test